miércoles, 30 de marzo de 2016

Beauty Tentación - Deseo

"La mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella"
Oscar Wilde


Beauty realizado por:

El ojo que todo lo ve  Juan Andrés Photography
Peluquería e Imagen Profesional Ana del Pino
Maquillaje Profesional  María Espinosa

En este Beauty hemos querido plasmar e interpretar Las tentaciones y deseos que se presentan a lo largo de nuestra vida en los diferentes aspectos de ella y que a veces nos empuja a actuar de una forma irrazonable e irresponsable. Y que hace mostrar el lado más oscuro, presentes en cada uno de nosotros. La tentación puede estar adormecida, mas nunca ausente.




"El deseo nos saca de nosotros mismos, nos desubica, nos dispara y proyecta, nos vuelve excesivos, hace que vivamos en la improvisación, el desorden y el capricho, máximas expresiones de la libertad llevada al paroxismo. El deseo reivindica la vida, el placer, la autorrealización, la libertad. Unos planifican su vida, mientras que otros la viven al ritmo que les marca el deseo. El deseo de vivir y de hacerlo a su manera. Por eso sus autobiografías son más descriptivas que explicativas, pues sus vidas no tanto se deben a los resultados u objetivos cumplidos, sino al sentido inherente al mismo proceso de vivir. Y este proceso, de uno u otro modo, lo establece siempre el deseo. Si bien el deseo rebosa incertidumbre acerca del itinerario, a muchas personas les garantiza la seguridad en cuanto a los pasos dados. Bien entendido el deseo no es una voz oscura, confusa y estúpida, sino que - en una persona madura - es luminosa, clara e inteligente. Las emociones están en la base de los deseos y de la inteligencia se dice que es emocional. Visto de este modo, el deseo se convierte en el portavoz de uno mismo".

Eduard Punset